53 Yachts ofrece desde Sotogrande todo lo que necesitan los amantes de los yates

    Esta empresa local se caracteriza por ofrecer un completo servicio de asesoramiento, venta, refits y mantenimiento de estos exclusivos buques en el Varadero de Sotogrande.

    Un yate es mucho más que un simple barco. Debe ser un espacio de ocio, de relax, o incluso un hogar de vacaciones, pero desde luego también es un símbolo del lujo y de la exclusividad que se puede encontrar en un enclave costero único como Sotogrande.

    Un artículo tan especial como éste requiere también una atención no menos exclusiva para quienes ya posean uno o quieran convertirse en nuevos dueños de una de estas impresionantes embarcaciones. Y ahí es donde entran en juego la experiencia y pericia de Miguel Pérez y Jacques Monjanel, los responsables de la empresa 53 Yachts, que a su amplio catálogo de yates en venta suman su especializado servicio de asesoramiento y ‘refit’ para que las características de cada barco se ajuste a las necesidades y gustos de cada cliente.

    La trayectoria de Miguel como navegante, además de su visión comercial y de trato al cliente, se complementa a la perfección con las habilidades técnicas de Jacques, que acumula más de 25 años de experiencia en la reparación y equipamiento de estos barcos, junto a su cualificación como perito judicial, que le permite dominar toda la parte administrativa.

    De esta forma, 53 Yachts se ha convertido en poco tiempo en una empresa de referencia para el sector en el varadero de Sotogrande, uno de los enclaves más importantes de la náutica de alto nivel en el sur de Andalucía. “Aquí disfrutamos de un verano mucho más largo y una primavera y un invierno muy suaves, por lo que se puede navegar casi durante todo el año. Eso es un atractivo fundamental de esta zona, que por otra parte, también ofrece mucha tranquilidad a quien se decide por ella”, señala Miguel.

    “Cuando compras un barco lo primero en lo que se suele fijar un armador es en la estética, pero detrás de eso hay mucho más a tener en cuenta a nivel técnico o de legislación”, explica Jacques. “Muchas veces el cliente viene con la idea de barco que quiere pero le falta asesoramiento para todo lo demás y ahí podemos ayudarle hasta el final del proceso”.

    Otro factor fundamental para ese asesoramiento completo de 53 Yachts es el emplazamiento de la empresa en el propio varadero, que les permite mantener el contacto directo y diario con el proceso de preparación del yate. “Comprarlo es la parte fácil” ironiza Jacques. “Con otros la relación con el cliente acaba en el mismo momento de la venta, pero para nosotros lo importante es lo que viene después. Además de venderle el yate, proporcionamos todo lo que necesite a partir de ahí. Al estar en el puerto y conocer de primera mano a sus empresas y profesionales, ponemos a disposición del cliente todos los servicios del varadero y de otros puertos cercanos como Gibraltar, lo que supone un paquete de opciones mucho más completo que la simple venta”.

    Éste es, sin duda, el principal rasgo distintivo de la empresa de Jacques y Miguel, que  responde a la necesidad que detectaron para los clientes en la zona. “El Puerto de Sotogrande y su varadero ofrece un gran trabajo a nivel técnico, pero no se fomenta tanto la parte comercial”, explica Jacques. “Al final nuestro objetivo es ahorrarle mucho tiempo y quebraderos de cabeza al cliente”, señala Miguel. “En 53 Yachts usted compra el barco que le gusta y nosotros nos encargamos también de todo lo necesario para que lo tenga preparado y en el agua en la fecha acordada y disfrutar de él desde el primer momento”.

    “Nosotros asumimos todos los trámites con proveedores, técnicos y administraciones, coordinando los trabajos necesarios para minimizar cualquier retraso. Esto es muy importante porque si no se cumple la agenda prevista el cliente corre el riesgo de que se vean afectadas sus vacaciones”, añade Jacques.

    “La mayoría de los propietarios usan el barco uno o dos meses al año, pero el mantenimiento requiere una dedicación constante. Si quieres cambiar la electrónica del yate para el verano, por ejemplo, es conveniente decirlo antes de mayo. El cliente confía en nosotros para que aseguremos los plazos, que no es fácil porque para preparar un yate hay muchas labores diferentes que implican a muchas empresas distintas”, explica el responsable técnico de 53 Yachts.

    Además de todo el trabajo en tierra, Miguel y Jacques también disfrutan de la pasión por el mar y por estos impresionantes buques que ambos comparten. “En los traslados de un yate desde otro puerto, o en las últimas pruebas para asegurarnos que todo está perfecto para el cliente, también disfrutamos de navegar en barcos tan especiales”, concluyen.