Carlota Ciganda lidera la reacción europea en el apasionante inicio de la Solheim Cup

    El equipo europeo recupera por la tarde parte de lo perdido por la mañana, para situar el marcador en 5-3 en el comienzo del torneo que se está disputando en el recorrido malagueño de Finca Cortesín

    A las 13:40 horas del viernes 22 de septiembre de 2023, llegó otro hito histórico de la Solheim Cup 2023: la abarrotada grada del tee del hoyo 1 de Finca Cortesín rugió, rugió de verdad, como quería Carlota Ciganda desde antes del inicio de la competición.

    Ya lo había hecho, es cierto, a primera hora de la mañana, cuando el primer grupo de jugadoras que buscan la victoria en la Solheim Cup 2023 que se celebra en Finca Cortesín afrontó los partidos por parejas.

    Sin embargo, la algarabía propia de ese lugar icónico de cualquier Solheim Cup, donde se concentran tantas pasiones como punto de partida de tantas gestas, esperaba el momento especial para rugir, para rugir de verdad, el momento en el que Carlota Ciganda, ídolo local, golpeaba la bola con la intención de llevarla a green, 240 metros, varios bunkers y mucha agua más allá.

    La golfista navarra, la única representante española en el torneo de golf femenino más importante del mundo, una jugadora Solheim Cup 100 %, que se transforma, que se involucra, que genera y contagia pasiones, se puso en acción.

    Ella, junto a otras siete compañeras europeas, se enfrentaba al enorme reto de enderezar una situación adversa de connotaciones históricas. Estados Unidos, por la mañana, durante la celebración de los Foursomes, había infligido un resultado nunca visto hasta la fecha, un 0-4 como reflejo de una superioridad abrumadora.

    Y es que la jornada matinal solo tuvo el color de las barras y las estrellas del conjunto norteamericano, una maquinaria engrasada que resolvió por la vía rápida el duelo protagonizado por Ally Ewing y Cheyenne Knight -victoria en el hoyo 14 por 5/4- antes de aplacar cualquier conato de reacción en los otros tres enfrentamientos, sentenciado uno de ellos en el hoyo 17 y dos más en el 18.

    Con esa tesitura tan complicada inició la jornada Carlota Ciganda junto a su compañera Linn Grant y el resto de representantes europeas en acción, la nueva propuesta de la capitana Suzzane Pettersen para minimizar una sangría que precisaba de urgente sanación.

    A ello se enfrascó Carlota Ciganda con todas sus fuerzas, autora de un espectacular birdie en el hoyo 1 que les permitió tomar la iniciativa. Los espectadores, de nuevo, rugieron con la golfista navarra, conscientes de que el equipo europeo precisaba de un gran revulsivo para contrarrestar una situación tan delicada.

    Agitadas por la necesidad de la reacción, el duelo entre europeas y norteamericanas se internó en una fase de tremenda igualdad, donde cada acierto y cada error generaba desniveles bruscos pero al tiempo pequeños en el fiel de la balanza, que pasaba tan pronto del equilibrio a la ventaja por un hoyo de parte de uno y otro equipo.

    Los aficionados españoles -y muchos europeos- centraban su atención en el partido de Carlota Ciganda y la sueca Linn Grant, 2 arriba en el hoyo 4 gracias a otro birdie de la española, 1 arriba en el 6 merced a otro birdie de la norteamericana Yin.

    Más allá, en otros puntos del campo, un increíble hoyo en 1 de 163 metros de la danesa Emily Pedersen en el hoyo 12; un approach desde 60 metros embocado por la escocesa Gemma Dryburgh en el 14; un chip maravilloso de la inglesa Georgia Hall en el 18… insuflaron energías adicionales en un equipo europeo que precisaba de todo tipo de aciertos y motivaciones para doblegar a su correoso final.

    Marcadores parciales de 0-8 a favor de Estados Unidos o empate a 4, todo era posible, tal era la incertidumbre acumulada, cuando ambos equipos encararon los últimos hoyos del recorrido, una recta final donde se concretó un triunfo estadounidense y dos empates, uno de ellos tras maravilloso putt de la sueca Maja Stark.

    Porque antes de ello, Carlota Ciganda y su compañera Linn Grant habían concretado ya su victoria, la única contundente de la tarde, por 4/2, la constatación palpable de que la española es una jugadora 100% Solheim, que se transforma, que se involucra, que genera y contagia pasiones.

    PARTIDO A PARTIDO: Reacción vespertina que da aire a Europa

    La amplia renta matinal de Estados Unidos quedó minimizada por la tarde

    Estados Unidos obtuvo una amplia e histórica renta en el inicio de la competición, un 4-0 en el marcador que obligaba al equipo europeo a protagonizar una notable reacción en los Fourballs de la tarde. Las estadounidenses habían dominado por la mañana con claridad el último partido y controlaron el resto con acierto en el momento decisivo. Ya por la tarde, Carlota Ciganda y Linn Grant lideraron la ansiada reacción que da aire a Europa de cara a la segunda y tercera jornada.

    FOURSOMES MATINALES VIERNES: Estados Unidos, 4 – Europa, 0

    Lexi Thompson – Meghan Kang (USA) ganan a Meja Stark – Linn Grant (Europa) por 2/1

    La pareja sueca, apuesta de la capitana Suzzane Petersen para iniciar la competición, dos jugadoras sin experiencia previa en la Solheim Cup, ofreció una buena imagen, pero no pudo evitar la derrota ante el acierto de dos veteranas en estas lides. Las norteamericanas arrasaron a su rival en los tres primeros hoyos, aprovechando dos bogeys de las europeas. A partir de ahí, la pareja sueca fue limando poco a poco la diferencia a base de paciencia, aprovechando un par de errores para situarse 1 abajo en el hoyo 11 y empatar, mediante birdie, en el 13. Fue un espejismo porque, en el momento de la verdad, en los hoyos finales, el valor de la veteranía impuso su ley.

    Andrea Lee – Danielle Kang (USA) ganan a Celine Boutier – Georgia Hall (Europa) por 1up

    Un birdie inicial permitió a la pareja norteamericana tomar la iniciativa en un partido caracterizado por la igualdad. Muy bravas, Celine Boutier y Georgia Hall llegaron a ponerse por delante en el marcador en el hoyo 6, punto de partida de varias alternativas que generaban ventajas a favor de uno y otro bando como consecuencia de un juego agresivo muy vistoso. Un gran birdie de Georgia Hall en el 12 llevó el partido de nuevo a tablas, una paridad que se mantuvo hasta el 16. Fue entonces, en el siguiente hoyo, cuando un oportunísimo birdie concretado por Andrea Lee supuso la puntilla para las europeas.

    Nelly Korda – Allisen Corpuz (USA) ganan a Leona Maguire – Anna Nordqvist (EUR) por 1up

    Se le escapó el punto a una de las parejas más potentes de las dispuestas por Suzann Pettersen. Y eso que la sueca Anna Nordqvist y la irlandesa Leona Maguire comenzaron de la mejor forma posible, poniéndose por delante en el 1. Nelly Korda y Allisen Corpuz, dos Top 10 mundiales, se adjudicaron los hoyos 3, 4 y 5 y sólo cedieron la cabeza brevemente tras los dos birdies consecutivos de Europa al 6 y 7. Pero Nelly Korda es mucho Nelly Korda, y su magia se hizo notar en el 9 y el 11. De nuevo 2up para las de Stacey Lewis. El partido se apretó en el 16 con un buen birdie rematado por Leona Maguire. Con dos hoyos por delante para intentar arañar medio punto en una mañana dura, las europeas arriesgaron para evitar el 4-0, pero el último putt de Anna Nordqvist, de unos dos metros, tampoco entró.

    Ally Ewing/Cheyenne Knight (USA) ganan a Charley Hull – Emily Kristine Pedersen (EUR) por 5/4

    Partido para olvidar el que ha cerrado los Foursomes de este viernes. Ally Ewing y Cheyenne Knight, entonadísimas toda la mañana, han ganado sin contemplaciones a Charley Hull y Emily Kristine Pedersen por 5/4. Las norteamericanas prácticamente sentenciaron el duelo entre los hoyos 4 y 9, resuelto con un parcial de cinco arriba. Europa no ‘enchufó’ su primer birdie hasta el hoyo 10, cuando rebajó el resultado a 5up. Fue sólo un espejismo, porque Hull y Pedersen no cazaron un solo birdie más y el partido se cerró en el 14. Punto cómodo para las visitantes.

    FOURBALLS VESPERTINOS VIERNES: Europa, 3 – Estados Unidos, 1

    Gemma Dryburgh – Madelene Sagstrom (EUR) empatan con Rose Zhang – Megan Khang (USA)

    El primer medio punto para Europa llegó de la mano de dos jugadoras veteranas, pero con escasa experiencia en el mundo Solheim. No se notó en el verde, porque Gemma Dryburgh y Madelene Sagstrom supieron controlar el efecto Rose Zhang, incluso cuando en el hoyo 10 las estadounidenses se pusieron dos arriba. Europa igualó el duelo en el 14 con un birdie de Sagstrom, y ya no hubo más movimiento en el marcador. Rose Zhang tuvo el último putt para ganar el partido, de unos tres metros, pero se le escapó por poco.

    Leona Maguire – Georgia Hall (EUR) ganan a Lexi Thompson – Lilia Vu (USA) por 1up

    Posiblemente, el partido de la tarde. Europa lo tuvo bajo control, siempre por la mínima, entre los hoyos 4 y 13. En el 15, Europa volvió a cobrar una ligera renta, pero Lilia Vu aún se guardaba un as bajo la manga: un putt maravilloso para igualar el partido en el 17. Con la tensión por las nubes, estas cuatro golfistas pisaron el tee del 18. Y ahí, a unos veinte metros de bandera, Leona Maguire, que era la que peor la tenía, embocó un approach brutal para birdie. Abrazos y más abrazos, pero aún no estaba todo vendido. Lexi Thompson tenía otro approach para dejarla para birdie, pero el golpe le salió defectuoso. ¿La tensión? Puede ser. Ahí se le escapó medio punto a las estadounidenses en un magnífico duelo.

    Emily Pedersen – Maja Stark (EUR) empatan con Jennifer Kupcho – Allisen Corpuz (USA)

    Medio punto sufrido y sudado por el combinado europeo. Estados Unidos dominó el marcador en su mayoría durante los primeros once hoyos. Los pocos birdies y una dosis alta de tensión llevaron el partido con una ventaja mínima de la pareja foránea formada en la que debutaba en la competición Jennifer Kupcho. Europa igualó el partido en el hoyo 12 con el golpe de la jornada, un ‘hole in one’ monumental de Emily Kristine Pedersen apoyándose en el ante green de la izquierda que dejó sin efecto los golpes de sus tres compañeras de partido. Necesitaba la danesa una alegría así. Sin embargo, un hoyo después el 1up volvía al lado estadounidense con el birdie de Kupcho y la corbata de la propia Pedersen. Vuelta a empezar. Al 18 se llegó con tablas, y ahí un buen putt para birdie de Maja Stark puso el cierre a la jornada.

    Linn Grant – Carlota Ciganda (EUR) ganan a Angel Yin – Ally Ewing (USA) por 4/2

    No ha podido empezar mejor la participación individual de Carlota Ciganda en ‘su’ Solheim. La navarra ha sumado un punto que puede ser de oro, el domingo se verá, de la mano de Linn Grant. Ambas han controlado el partido desde el primer hoyo, en el que la española, lejos de sentir presión alguna, se apuntó un buen birdie. La ventaja de las locales, apoyadas por una marea humana, osciló entre el 1up y el 2up. Angel Yin y Ally Ewing, dos jugadoras con experiencia, cazaron el birdie con facilidad, pero enfrente tuvieron un muro, con mención especial para una Carlota Ciganda que se hizo seis birdies en dieciséis hoyos. Precisamente con el birdie de Carlota en el 14 -celebrado con el puño al viento-, el partido quedó prácticamente visto para sentencia. Linn Grant pudo cerrarlo en el 15; no lo hizo, pero el partido ya no pasó del 16. Punto para ilusionarse.

    RESULTADO VIERNES: Estados Unidos 5 – 3 Europa

    Logo SGPlus de Sotogrande