Dressage Sotogrande calienta motores con un concurso social

    Tras un parón en la competición de más de un año, debido a la crisis sanitaria del COVID y posteriormente con el añadido del brote de Rinoneumonía Equina que ha impedido la movilidad de los caballos entre clubes, Dressage Sotogrande vuelve a calentar motores de cara a la temporada 2021. 

    El pasado 11 de abril, que se inició sombrío y lluvioso pero que a lo largo de la jornada fue regalando un día primaveral y soleado, se celebró en las instalaciones de Ayala Polo un concurso social. Una cita deportiva que sirvió para “calentar motores” y para que los nuevos jinetes aprendiesen la dinámica. El evento dio cabida a las categorías ecuestres que van desde Asiento y Posición hasta la Prueba Clásica.  

    La concentración hípica fue de carácter interno, dado que por el brote de rinoneumonia equina, como medida preventiva, hasta el 12 de abril no estaban permitidos el traslado de caballos ente hípicas y, para ir “abriendo boca” se celebró en formato de concurso, contando con la participación de más de 30 deportistas de su propio equipo, pequeños y adultos.

    El evento, al que pudieron asistir un máximo de 4 acompañantes por jinete, se organizó respetando todas las normativas sanitarias y permitió no solo volver a sentir la emoción de la competición, sino que, ante la inminente apertura de la competición oficial, ha servido como ensayo y pistoletazo de salida para esta temporada 2021. Y contó con el apoyo de empresas como Don Trofeo, Restaurante Bucintoro, Don Benito Café y Copas, y Clínica SmileCenter.

    El mundo del deporte en general atraviesa actualmente una época complicada, por lo que el Dressage Sotogrande, habiéndose encontrado sin perspectiva de  competiciones a medio y corto plazo desde la temporada 2020, ha depositado sus esfuerzos en realizar actividades deportivas como este concurso social, que motiva a los jinetes, fomenta la cohesión de equipo y dan sentido al entrenamiento diario. Y por otro lado, en la promoción de la cantera e incorporación de nuevos caballos jóvenes dirigido a la alta competición.

    En la actualidad el Dressage cuenta con más de 50 jinetes de la comarca bajo entrenamiento. Jinetes de todas las edades, comenzando desde la cantera más pequeña y divertida, que con solo 5 años empiezan a apuntar maneras, hasta aquellos jinetes, menores y adultos, que se preparan de cara a la competición fuerte.