El flysch, el tesoro geológico escondido en la costa del Estrecho

    Desde Algeciras a Tarifa, la costa más meridional de Europa alberga unas formaciones rocosas de enorme valor que suponen otro atractivo turístico más de un enclave único en el mundo

    En la línea de costa que discurre entre el extremo oeste de la Bahía y el Estrecho que comparten los municipios de Algeciras y Tarifa nos encontramos con una de las riquezas naturales más desconocidas hasta ahora del Campo de Gibraltar, el flysch.

    Con  esta palabra originaria de un dialecto alemán se denominan unas curiosas formaciones rocosas de millones de años de antigüedad, nacidas de la interacción constante de las corrientes marinas y el fuerte viento reinante en la zona, que provocan este manto de crestas de piedra rectas y paralelas entre sí tan característico de los flysch.

    La palabra flysch tiene un antiguo origen alpino que significaba en su idioma original “terreno que resbala” o “terrenos que se deslizan”. Ya con su acepción actual nos referimos a estas raras formaciones en las que se han ido sobreponiendo capas de rocas duras intercaladas con otras más blandas, concretamente capas alternas de arenisca y arcillas. Cada una de estas partes corresponde a un periodo de 10.000 años y juntas provocan un relieve costero de singular belleza y de enorme valor para el estudio geológico de millones de años de historia.

    Curiosamente, los principales flyschs de España se encuentran en dos puntos concretos y extremos opuestos de la Península Ibérica: en el litoral entre Deba y Zumaia, en la provincia de Guipúzcoa (País Vasco) y esta zona del Estrecho de Gibraltar entre Algeciras y Tarifa.

    Los flysch vascos son mucho más extensos (la ruta por la costa entre Zumaia, Mutriku y Deba es de casi 17 km) y mucho más conocidos gracias a la labor que, desde hace años, está realizando el Geoparque de la Costa Vasca para aprovechar también a nivel turístico este impresionante patrimonio natural.

    Recientemente en Algeciras, su Ayuntamiento con el apoyo de la Mancomunidad también están intentando poner en valor este excepcional fenómeno costero. De hecho, la Ruta del Flysch fue uno de los elementos más novedosos en la oferta turística que el Consistorio algecireño presentó el pasado año en la Feria Internacional del Turismo, FITUR 2022, y que actualizará para esta edición de 2023.

    La algecireña playa de Getares está flanqueada por sendas formaciones de flysch, tanto la que se origina junto al Parque del Centenario como en la zona de Punta Carnero, lo que permite una ruta fácilmente visitable de más de 2,5 kilómetros.

    Con sólo estar atentos a la bajamar, el recorrido por este parque te permite una perfecta observación del primer grupo de flyschs. Éste es el más cercano al entorno urbano de Algeciras, ubicado más allá del pequeño puerto deportivo en la ensenada del Saladillo.

    La ruta es sencilla y de fácil acceso. Discurre por el Parque del Centenario, de más de 100.000 metros cuadrados de monte bajo y abierto en 2007 por la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento con motivo del centésimo aniversario de la Conferencia de Algeciras.

    La red de senderos del parque está bien señalizada desde el inicio, con paneles informativos con los horarios, normas de uso y planos de situación del parque, permitiéndonos ampliar o reducir el recorrido en cada ocasión como queramos. No obstante, la ruta en paralelo a la costa, compuesta por tramos de zahorra y varios puentes de madera es la que nos permitirá disfrutar mucho más de la visita.

    Junto al Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo-Estrecho de Gibraltar encontramos cuatro miradores con unas extraordinarias vistas de la Bahía de Algeciras y del Peñón. Y muy cerca de esa primera parada, nos encontramos por fin con los primeros flyschs de Algeciras, visibles desde una pequeña área de descanso.

    Además de estas curiosas formaciones del relieve costero, este itinerario por el parque también está cargado de historia, con los restos de una antigua almenara del siglo XVI, las ruinas del fuerte de San García del siglo XVIII, y varios búnkeres y nidos de ametralladoras del siglo XX.

    Para seguir viendo flyschs en Algeciras tendremos que dejar atrás la playa de Getares y visitar desde su extremo oeste toda la zona de Punta Carnero, adentrándonos ya en el límite sur de la Europa Continental.

    Por otro lado, si queremos partir desde Tarifa, tenemos la posibilidad de seguir la ruta de la ‘Colada de la Costa’, de 12 kilómetros. Ésta comienza desde el propio puerto tarifeño y discurre hacia Algeciras atravesando parte del Parque Natural del Estrecho siempre en paralelo a la costa, lo que nos permite admirar más ejemplos de flysch en pleno entorno natural, además de disfrutar de unas inmejorables vistas del Estrecho y la costa norte de África.

    Logo SGPlus de Sotogrande