El ministro de Exteriores recibe a los alcaldes de la comarca para informarles del futuro acuerdo sobre Gibraltar

    José Manuel Albares se ha reunido esta mañana en la sede del Ministerio con los alcaldes del Campo de Gibraltar, la presidenta de la Mancomunidad y con el consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía

    El ministro les ha informado sobre los «avances» que se han hecho a raíz del encuentro del pasado 12 de abril en Bruselas en el que «se alcanzaron puntos de entendimiento sobre líneas políticas generales, incluyendo el uso del aeropuerto, el tráfico de bienes y la movilidad».

    Albares ha asegurado que el acuerdo sobre Gibraltar que negocian Bruselas y Londres garantizará los derechos de los trabajadores transfronterizos tanto de los actuales como de los futuros. «Mi principal guía y objetivo en toda la negociación es la defensa y protección de sus derechos», ha asegurado tras ser preguntado por el futuro de los alrededor de 15.000 trabajadores transfronterizos que cada día acuden al Peñón y que representan, según el ministro, «más del 50% de la fuerza laboral».

    El acuerdo va a garantizar, ha dicho Albares «los derechos de los trabajadores del Campo de Gibraltar, no solo de los actuales sino también de los futuros» y además también lo que se busca es que «sus vidas sean más fáciles, facilitar la movilidad cuando se desplazan para trabajar y lo que tiene que ver con aspectos sociales de su trabajo».

    También quedará recogido en el futuro acuerdo, ha precisado el ministro, la cuestión relativa a la entrada y salida de soldados británicos llegados al puerto y al aeropuerto militar de Gibraltar hacia España, aunque no ha querido entrar en detalles. «Es una de las cosas sobre las que estamos hablando» y cualquier aspecto relativo a ello quedará «perfectamente controlado y definido».

    Por lo que se refiere al uso compartido del aeropuerto, uno de los temas de fricción en la negociación y sobre el que España ha hecho especial hincapié, Albares ha defendido que contribuiría a «dinamizar y ayudar al desarrollo del Campo de Gibraltar», tanto desde el punto de vista turístico como económico.

    El objetivo último, ha incidido una vez más Albares, es crear una zona de prosperidad compartida y una «nueva etapa de convivencia» a ambos lados de la Verja, que una vez cerrado el acuerdo desaparecerá, y que las «estrechas relaciones económicas, comerciales y personales» que en la comarca son «normales de hecho» lo sean también «de derecho y se eliminen incidentes y desconfianzas».

    Tras la reunión, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha realizado una valoración positiva, ya que “se antepone como primer objetivo el de igualar los derechos laborales de los trabajadores transfronterizos, de más de 15.000 vecinos del Campo de Gibraltar que cruzan diariamente para trabajar hacia la ciudad de Gibraltar. Creo que es lo más relevante”.

    Asimismo, valoró el que “podamos contar con un aeropuerto de uso compartido, como el que tuvimos del año 2006 al 2011, un aeropuerto que permita la conexión con Madrid, Barcelona y otras ciudades y también mejorar un sector turístico en el que el campo de Gibraltar tiene como referencia en la urbanización de Sotogrande, los nueve campos de golf y las 11 canchas de polo en San Roque, o cómo es la marca Tarifa”.

    Lo más importante para el alcalde sanroqueño es avanzar en la definitiva eliminación de la Verja, cuestión que se acordó “por el gobierno de Pedro Sánchez en Nochevieja del 2020, una zona de prosperidad compartida desde el desmantelamiento de la verja. Ninguno de los vecinos del campo de Gibraltar hemos soñado con esa oportunidad de convivir sin una verja que está colocada desde el año 68 y que impide la fluidez, la comunicación, y la vecindad real que hay tanto en términos de amistad, como sobre todo de cuestión de relaciones económicas, de relaciones, o de empleo”

    Ruiz Boix confía en que el acuerdo “nos permita no solo contar con una zona de prosperidad compartida, sino sumar beneficios como derechos medioambientales, armonización en cuestiones fiscales, incluso con un estatus fiscal distinto en el campo, único territorio de Europea con la colonia Gibraltar, y creo que es importante que finalmente produzca beneficios para todas las partes, para los más de 300.000 afectados”.

    Por todo ello, el alcalde espera que “no haya ningún intento de torpedear, de obstaculizar el acuerdo y que aquellos que han llegado tarde al entendimiento y al acuerdo serán bienvenidos si vienen a aportar y a sumar”.

    Por último, pidió la gobierno de Fabian Picardo que “siga en esa misma línea positiva, de cooperación y de colaboración para alcanzar el acuerdo, beneficioso para todas las partes para los nueve pueblos del campo de Gibraltar”.

    Posteriormente, el alcalde dio la bienvenida a los agentes económicos y colectivos sociales del Campo de Gibraltar que asistieron al encuentro con el Ministro de Asuntos Exteriores, para ser informados, oír sus propuestas y ser partícipes del acuerdo con el Reino Unido y la Unión Europea sobre Gibraltar, “que nos encamine hacia nuestra añorada zona de Prosperidad Compartida”.

    Logo SGPlus de Sotogrande