El Puerto de Sotogrande muestra su solidaridad con la isla de la Palma

    Fresco Marina, con el patrocinio de Puerto Sotogrande, acoge dos jornadas de divulgación y apoyo a los afectados por la erupción del volcán Cumbre Vieja de la pasada primavera

    La Ribera de la Marina acogió el fin de semana del 25 y 26 de julio un evento de apoyo a la isla de La Palma de la mano de Puerto Sotogrande que promovió la llegada a la zona de este proyecto solidario basado en la Economía Circular y la Sostenibilidad Ambiental, con el objetivo de ayudar a las personas más vulnerables afectadas por la reciente erupción del volcán Cumbre Vieja.

    De esta forma, el gastrobar Fresco Marina se convirtió en el escenario de esta cita donde se mostraban diferentes proyectos de instituciones, organizaciones y empresas basados en el aprovechamiento sostenible de las cenizas vertidas por el volcán Cumbre Vieja, en los que parte de los ingresos que se generen irán directamente a ayudar a los niños que vieron afectados sus centros educativos por la erupción en esta isla canaria.

    El evento comenzó en el gastrobar Fresco Marina en la mañana del día 25 de junio, cuando se realizó la presentación del proyecto contando con representantes de las entidades colaboradoras, como Miguel Ángel Díaz, Director Gerente de Puerto Sotogrande; Tomás Barreto Lorenzo, Presidente de la Confederación de Empresarios de la Isla de la Palma; Gojko Kremenic Rodríguez, CEO de la empresa 36ºN3ºO; Carlos García Royo, Presidente de la ONG Geólogos del Mundo; Rafael Cintora Escalante, Gerente de KS Factory y RED Verde Materiales Ecológicos para Bioconstrucción, y Nacho Lavado, Gerente de Kunstlog.

    A partir de ahí, se sucedieron durante las dos jornadas de ese fin de semana las conferencias de diferentes especialistas, la exposición audiovisual, con fotografías, vídeos y audios de diferentes momentos de la erupción, y muestras de material volcánico, así como de diferentes soluciones en el aprovechamiento de las cenizas, con propuestas de diseños para reutilizar los residuos volcánicos en la propia reconstrucción de infraestructuras dañadas o desaparecidas por las lenguas de lava.

    Dentro de las iniciativas solidarias, destacaba también la de la ONG Geólogos del Mundo, que ha dispuesto para su venta pequeñas muestras de la ceniza de la erupción, con fines educativos o de coleccionismo, además de impulsar un proyecto de divulgación y colaboración científica con otros países especializados en la geología de los volcanes.