Guan Perea, la firma del verano para vestir fresca y natural

    Tras una larga trayectoria en el mundo de la moda con las mejores marcas, el empresario Juan Perea lanza su propio sello estilístico con propuestas renovables y atemporales

    Por Reyes Seijas

    Tras una primavera atípica, en la que las tardes de shopping quedaron emplazadas a las oportunidades que el comercio online pone a disposición del cliente, con el verano ya a pleno rendimiento, las posibilidades de conseguir nuestro mejor outfit se disparan.  

    Las ganas de sol, de paseos y de veladas infinitas crecen día a día. Y la instauración total del buen tiempo era lo único que necesitábamos para dejar volar nuestra imaginación, activar nuestras ganas de comprar y lucir esta temporada con una imagen fresca y renovada.

    ¿Quién dijo que con las altas temperaturas no se podía vestir con gusto y elegancia? Por suerte, en nuestro entorno tenemos a Juan Perea, referente de estilismo y moda alta calidad. Desde su boutique Pirámide en Algeciras, lleva asesorando y vistiendo a hombres y mujeres con las mejores marcas desde hace 34 años.

    Pero había llegado el momento de marcar su sello personal. La firma Guan Perea veía la luz esta primavera-verano con la intención de vestir a una mujer que le gusta ir cómoda, estar fresca y desea sentirse joven y apropiada en cualquier situación.

    La tarea de encontrar los looks adecuados para combatir el calor y adaptarse de forma cómoda y acertada en cada momento, a veces resulta complicado.  Para aclarar dudas y lucir siempre apropiada ahora tenemos la línea Guan Perea, “una ropa muy femenina y ponible, con tejidos muy naturales, con mucho algodón”, explicaba a SGplus Juan Perea. Y es que la firma arranca con una colección que destaca por la ventaja de poder usarla tanto por el día como por la noche, en función  de los complementos que usemos. En una época en la que “no hay muchos eventos, la gente quiere ropa ponible, diferente, más chic”, aclaraba el empresario.

    El debut de la firma ha supuesto para su creador un punto de inflexión en su larga trayectoria en el mundo de la moda. El pensamiento inicial de hacer una pequeña cápsula de prendas, se ha convertido en el lanzamiento de 420 prendas de la viscosa algodón. Y la acogida, confinamiento de por medio, no ha podido ser mejor. “Llevaba mucho tiempo pensándolo, hasta que ha llegado el momento. Con el confinamiento me he centrado las 24 horas en la firma, no he tenido que compartir pensamientos con la tienda”, nos decía Juan al respecto.

    El empresario algecireño es un acérrimo defensor del producto made in Spain. La materia prima de Guan Perea es española y los talleres también están aquí. Aunque reconoce que, cuando no ha encontrado en nuestro territorio el producto apropiado para esta colección, ha tenido que buscar en Portugal o Italia.

    Cuando le preguntamos por la gama cromática en la que ha basado la colección, el estilista hace referencia al mostaza, al rojo, al blanco y al negro para los algodones. También cuenta con la serie de rayas, combinadas en rojo-blanco, blanco-camel y caqui-blanco. Y finalmente se detiene en lo que él denomina el “bestseller” de la colección, con una fantástica acogida: el algodón viscosa, una línea desarrollada en azulón, en blanco, negro, verde, caqui y celeste. “Ha sido maravilloso porque tiene una calidad tremenda, queda fenomenal y te lo puedes poner tanto de mañana, como de tarde o noche, según los complementos”.  

    En definitiva, un repaso a colores muy de verano, favorecedores y clásicos, que nunca pasan de moda. “Al final las prendas hay que convertirlas en un fondo de armario, que no sean de temporada y te las puedas poner el año que viene tranquilamente. Además, les puedes dar mucho uso, que no se trate de ponértela solo para una ocasión”, reflexionaba con SGplus Perea.

    Encontrar un estilo sencillo, elegante y que marque la diferencia será más fácil este verano. La apuesta de Guan Perea propone un look fresco y natural, combinable para distintas horas y circunstancias sin complicaciones y siempre jugando sobre seguro para cumplir la regla del verano: vestir bien y elegante.