Jardinería DM Waku. Experiencia y honestidad, claves para un jardín bien proyectado

    David Marín es la mente pensante y activa de Jardinería Waku. Experiencia y servicio de confianza se aúnan para dar respuesta a las necesidades de villas privadas y comunidades en Sotogrande

    Por Reyes Seijas

    La importancia de disfrutar de un entorno confortable, bien diseñado y en armonía con los gustos y necesidades en el hogar es tan importante en el interior como en el exterior. Ahora las viviendas se disfrutan más que nunca y los momentos de encuentros con familiares y amigos han cobrado aún más fuerza. Por ello, disfrutar de un jardín perfectamente proyectado y mantenido es esencial. Y para ello, contar con profesionales experimentados  y de confianza es el primer paso para conseguir este objetivo. 

    David Marín, de Jardinería Waku, es uno de esos expertos cuyos mejores avales son su trayectoria, el conocimiento adquirido con la misma y la honestidad en cada uno de los trabajos que emprende, ya sean reformas, mantenimientos o proyectos integrales de jardinería. 

    David ha pasado por Valderrama –con la Ryder Cup en el 97-, Almenara, ha tenido su propia empresa de jardinería –actualmente desvinculado- y hoy mantiene su actividad empresarial de manera independiente y en colaboración con los servicios inmobiliarios que ofrece su hermana Mariam Aatel, que les permiten ofrecer un mayor respaldo a los clientes nuevos y potenciales.

    La experiencia y el enfoque de David en sus servicios de jardinería le facultan para establecer con decisión las prioridades en cualquier proyecto, proponer las mejores soluciones para el correcto mantenimiento de los jardines, aconsejar de forma certera en los diseños y en el tipo de plantas y conservar una ágil relación con sus clientes. Además, integra los servicios de mantenimiento interior y exterior, limpieza y administración de las fincas para aquellos clientes que lo soliciten. Como buen conocedor de su sector, David apuesta por la formación constante y el servicio de garantía. Dos claves que equilibran la balanza para, como él afirma, “destacar y que tu mente siempre vaya por delante”.