La Línea insiste en la educación telemática ante el creciente riesgo de contagio

    La alta incidencia de contagio por covid-19 en La Línea de la Concepción viene siendo la causa por la que el 96% del alumnado lleva sin asistir a clase desde que se inició el segundo trimestre.

    En varias ocasiones el alcalde, Juan Franco, en representación de la corporación municipal junto a todo el equipo docente de la ciudad han solicitado a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía la suspensión presencial de las clases y poder continuar de manera efectiva la educación de manera telemática, al no poderse garantizar la seguridad ni del alumnado ni del profesorado y en consecuencia, de las familias.

    La respuesta del órgano autonómico ha sido la negativa reiterada y la difusión a través de los centros el pasado jueves de una nota informativa en la que se les advertía que el miedo al contagio no era causa justificada para no asistir al centro educativo. Asimismo, la Consejería instaba a recordar que la acumulación de faltas injustificadas podía ser motivo de apertura de Protocolo de Absentismo.

    Por su parte el alcalde linense ha hecho llegar a la población que ante la falta de garantías de seguridad al acudir a los colegios, siguen recomendando el confinamiento voluntario de la población. Asimismo informó sobre el acuerdo de convocar una mesa técnica de absentismo para la próxima semana, pero destacó que el Ayuntamiento cuenta con dos funcionarios trabajando en esta materia y que deberían tramitarse en torno a 11.800 expedientes.

    Según los últimos datos oficiales, la tasa de contagios por coronavirus en La Línea de la Concepción registra una incidencia acumulada de 2.460, 9, una de las más altas de España. Ante estas circunstancias, la postura de los padres linenses no solo se mantiene sino que desde el viernes circulan cartas, mensajes y vídeos a través de las redes (Pedimos aplazar la vuelta al Colegio en La Línea de la Concepción, página de Facebook) dirigidas al gobierno autonómico y hay convocada una cacerolada el lunes 25 a las 12:15 horas, en protesta por las medidas por adoptadas hasta el momento por las autoridades sanitarias.