Las joyas de la arquitectura residencial de Sotogrande

    En SGplus, de la mano de Victoria Design, abrimos una nueva sección en la que visitaremos las villas más exclusivas de Sotogrande, descubriendo los detalles más especiales que las convierten en auténticos referentes de la arquitectura residencial del más alto nivel.

    Sin duda Sotogrande destaca por muchos rasgos distintivos como su magnífico entorno natural, su clima, o su modo de vida. Pero también por un elemento fundamental para el ser humano, su vivienda. En Sotogrande confluyen centenares de diferentes tipos y estilos pero, acompañados de Victoria Design nos centraremos en las que más destacan por detalles que las hacen únicas.

    Hoy descubriremos esta preciosa villa cuyo diseño es obra del prestigioso arquitecto Fran Silvestre que, en un primer momento, nos destaca el especial entorno que ofrece Sotogrande a este tipo de proyectos. “Para nosotros Sotogrande es muy inspirador. No sólo por sus vistas desde África hasta Granada, sino también por su metereología tan particular. Es uno de los lugares de España con mayor pluviometría debido a la cercanía de la Sierra de Grazalema y esto hace que las parcelas tengan unos jardines de gran calidad. Pero al mismo tiempo, la mayor parte del año es un clima muy agradable y cálido, que invita a todo el mundo de disfrutar de la calidad de vida de Sotogrande”.

    En el caso concreto de esta villa, “esta parcela tiene unas vistas privilegiadas del mar y del campo de golf, está totalmente relacionada con el jardín. Por lo que hemos aprovechado al máximo esta relación con el exterior y las vistas, intentando siempre guardar la privacidad con la calle. La vivienda cuenta con un único techo con el que protegerse y disfrutar de las vistas. La cubierta es mixta, de hormigón y estructura metálica, lo que hace que podamos generar voladizos. La casa se organiza al rededor de núcleos de comunicaciones que también dan al sótano. Tiene una piscina interior y una piscina exterior y cada una de las estancias tiene una relación diferente con el entorno”, explica el arquitecto.

    También nos aporta más detalles sobre la relación de la villa con su entorno el promotor del proyecto, que confió en el estudio de arquitectura de Fran Silvestre para obtener el diseño que respondiese a sus objetivos. “Queríamos hacer algo distinto a lo que existe en la zona, ir un paso más allá , intentar romper con el modelo tradicional y demostrar que la arquitectura moderna se integra perfectamente en el paisaje de la zona. Entre las principales características de esta vivienda destacaría el diseño en sí mismo y su integración en la naturaleza, tratando siempre de capturar y dirigir la luz infinita de la zona mediante grande espacios abiertos con un esfuerzo estructural muy significativo”.

    Convertir en realidad diseños tan innovadores, para que esos objetivos y detalles tan específicos pasen del papel a la obra, requiere, como confirma el promotor, de un alto nivel de ejecución en el proceso de construcción.

    “La amplitud de los vuelos y su integración con los materiales, sobre todo los amplios paños acristalados, requiere de mucha precisión. En este tipo de arquitectura la parte estructural es donde se realiza el mayor esfuerzo siempre”, reconoce el responsable de la construcción de esta magnífica villa que, sin embargo asegura que “no hemos tenido ningún problema a la hora de encontrar mano de obra especializada en Sotogrande. Es más, el nivel es realmente altísimo”.

    La exigencia de la máxima calidad es una de las características comunes a los destinatarios de este tipo de proyectos en la zona, un rasgo que determina tanto el proceso de diseño como la posterior construcción de la obra, tal y como señala el arquitecto, Fran Silvestre, “por supuesto el perfil del cliente de Sotogrande es muy particular, ya que buscan un nivel de privacidad, de calidades y de servicios muy alto. Esto hace también que la demanda influya en el diseño y en lo servicios que se encuentran en la zona”.

    No obstante, lo que desde luego no está reñido es su diseño con la posterior comodidad de la vivienda. “Que la innovación en la estética esté reñida con el confort es un mito absurdo de quien probablemente no sabe o no comparte este tipo de arquitectura”, señala el promotor. “Lo que se intenta es que la estructura sea muy singular y permita estas grandes distancias y espacios tan amplios donde se combinan materiales cálidos y naturales como la madera o la piedra natural. Nos gusta mucho utilizar la luz cálida en las viviendas, sobre todo nos encanta cómo cambia una casa con la luz natural a la luz artificial de la noche, dándonos ese confort y atmósfera mas privada”, detalla, por su parte, el arquitecto.

    Precisamente, la luminosidad es otra de las características de esta villa que hoy visitamos, destacado como otro elemento fundamental. “Llevamos muchos años con una innovación tremenda en los materiales de construcción y siempre hay alguna novedad revolucionaria”, apunta el promotor, “Pero no se engañe el verdadero material revolucionario en la construcción es el mismo desde hace siglos… ¡la luz!”.

    Por su parte, Fran Silvestre nos descubre uno de los últimos detalles de esta villa, también protagonizado por la luz natural. “En cada proyecto siempre nos gusta hacer un regalo intangible que muchas veces forme parte de la vida de las personas. Por ejemplo en este caso, existe un lucernario que funciona como un reloj de sol y organiza los espacios de la casa”, nos explica el arquitecto de esta magnífica villa, que supone un ejemplo más de los muchos que iremos descubriendo a lo largo de los próximos meses de las verdaderas joyas en la arquitectura residencial que atesora Sotogrande.