Las verdades sobre el bótox y sus beneficios

Por Dr. Andrés Martín, especialista en medicina estética y cirugía estética y técnicas

La toxina botulínica, comúnmente conocida como bótox,  es uno de los productos de la medicina estética que mayor expectación genera. Hablamos con el Dr. Andrés Martin, uno de los pioneros en su uso, con más de 20 años de experiencia y más de 15.000 tratamientos realizados

¿Para qué se usa el bótox? Es muy efectivo en el tratamiento de las arrugas del tercio facial superior (patas de gallo, líneas del entrecejo y las de la frente), para el llamado “código de barras” en el labio superior, la sonrisa gingival y las líneas alrededor de la boca. También lo uso para levantar la punta de la nariz, tratar la hiperhidrosis, el bruxismo y algunos casos de migraña.

¿Se puede combinar con otros tratamientos? Sí, la sinergia de tratamientos genera muy buenos resultados. Lo uso combinado con fillers de ácido hialurónico, láser, radio frecuencia e incluso con algunas cirugías. El bótox es una de las armas terapéuticas que nunca deben faltar en los tratamientos integrales de rejuvenecimiento facial.

¿A qué edad se puede iniciar un tratamiento con bótox? No hay una edad específica, depende de los hábitos y cuidados que haya tenido el paciente. Generalmente personas que han abusado del sol y fumadores tienen arrugas más precoces. Yo sugiero empezar a los 30 años con 2 dosis anuales y a los 40 años con 3 dosis, es decir, cada 4 meses.

Está demostrado que el uso continuo de bótox a largo plazo previene el desgaste de los huesos de la cara que, al perder volumen, es el responsable de la flacidez. Podemos afirmar por tanto que el bótox previene el envejecimiento.

¿Puede generar inexpresividad?Totalmente falso. En manos experimentadas el bótox produce una relajación muscular con resultado natural. Un bótox que se note está mal puesto.

Es necesario hacer un análisis individual de cada paciente, donde el médico escoge qué músculos tratar y cuáles no. Así se armoniza la expresividad y no se ven las arrugas.

¿Por qué vemos pacientes con bultos y deformidades en la cara? Es importante aclarar que no es bótox, que éste no genera volumen ni bultos. Eso se debe al uso de fillers o rellenos en cantidades equivocadas, incluso el uso de materiales no permitidos (biopolímeros). El bótox es un líquido (como el agua) que no puede generar ningún cambio volumétrico y menos una deformidad.

¿Qué riesgos conlleva aplicarse bótox? Muy pocos, es posible ligeros hematomas por el pinchazo, que desaparecen rápidamente, u otros muy raros que no he visto en veinte años de práctica. Me ha pasado con 1 de cada 100 o más pacientes que la efectividad es más corta, en estos casos reaplico el tratamiento.

El bótox es una de las armas terapéuticas que nunca deben faltar en los tratamientos integrales de rejuvenecimiento facial

¿Por qué se usa en axilas y manos? Se descubrió que inhibe las glándulas sudoríparas, así que es muy efectivo para aquellas personas que sufren de sudoración excesiva (hiperhidrosis). También lo usamos mucho para pacientes con bruxismo, su efectividad es muy buena y previene que los pacientes rompan sus dientes.

¿Es verdad que si deja de usar, las arrugas serán más profundas? Falso, todo lo contrario. Si el paciente lo usa regularmente, con el tiempo habrá detenido el envejecimiento cutáneo, muscular y óseo. Tendrá menos arrugas que las que tendría al no usarlo.

¿Crea adicción? Yo digo que es una “adicción” benigna. Siempre queremos vernos bien y sentirnos bien. Pero el término adicción no cabe en un tratamiento médico.

¿Cuánto vale ponerse bótox? El costo varía en función de las cantidades utilizadas y esto va en relación a la fuerza muscular de cada paciente y al tamaño de su cara. Los hombres, por ejemplo, tenemos músculos faciales más grandes que requieren más cantidad de producto. En general una aplicación esta entre los 250 y los 450 euros.

¿Qué sugiere a los pacientes que piensan ponerse bótox por primera vez? Los animo a hacerlo, es un producto muy bondadoso a corto y largo plazo. Está muy estudiado y tiene muchos beneficios. No hay motivos para tener miedo. Es el producto más utilizado a nivel mundial para rejuvenecimiento facial y sus resultados son espectaculares.

Para que quede perfecto es importante una valoración detallada de cada paciente y ponerse en manos expertas.