Moda flamenca con Gema Valero

    “Lo que te llena es haber conseguido trasmitir lo que querías”

    Tras ganar en Jaén el IV Concurso de Diseñadores de Moda Flamenca, la joven sanroqueña estrena para esta temporada la colección ecuestre `Mi hábitat´, inspirada en el Pinar del Rey

    Por Reyes Seijas · Fotos cedidas

    Despedíamos marzo con su nombre en los titulares de los medios de comunicación y sus trajes llenando de color y personalidad numerosas publicaciones compartidas en las redes sociales. Porque la sanroqueña Gema Valero se traía desde Jaén el primer premio en la cuarta edición del Concurso de Diseñadores de Moda Flamenca, de donde salió triunfadora entre diseñadores procedentes de distintos puntos, dentro y fuera de Andalucía. 

    Animada por dos amigas con las que compartió formación en la academia Patronista Flamenca de Sevilla y con el principal deseo de vivir la experiencia, la joven diseñadora partió rumbo a Jaén con cinco modelos de su primera colección de trajes de flamenca, dedicada a su abuela `Juana la sevillana´ y que le valió como trabajo final en la academia. “El premio no sabía ni cuál era, lo que me importaba era que me hubiesen reconocido mi trabajo”, explicaba a SGplus.

    El buen sabor de boca con esta colección ya se lo había traído el año pasado tras su paso por el Salón Internacional de Moda Flamenca (SIMOF), donde acudió con el resto de compañeros del curso de patronaje. Contaba que la acogida recibida fue muy buena, vendió trajes y le sirvió como “escaparate de cara a clientes de todo el mundo”. De su paso por SIMOF recuerda, entre otras cosas, que muchas personas le dijeran expresamente que su desfile les hiciera llorar de emoción. “Eso es lo que te llena, haber conseguido llegar a transmitir lo que querías”, confesaba. Porque para ella “la pasarela es como contar una historia, expresar lo que quieres sin palabras y que te entiendan”. 

    Gema estudió la carrera de Química en Huelva, aunque nunca ha llegado a ejercer. Su verdadera vocación latía y se iba dejando ver tras las puntadas de cada modelo que ella misma se confeccionaba para ir al Rocío, la feria o montar a caballo como amazona. Siempre se le dio bien, nos contaba y, aunque nadie en la familia se ha dedicado a esto de manera profesional, a ella la creatividad la llevó a acercarse cada vez más al mundo de la costura. Inclinación que unida a una infancia y juventud ligada a la naturaleza, el caballo y el gusto por la moda flamenca, han ayudado a florecer un talento natural que desea seguir alimentando. “Muchos trajes los sueño por la noche”, nos confesaba. “Yo siempre he dicho que he tenido que nacer para algo y hasta ahora no había terminado de encontrarlo. Me di cuenta de que la costura es lo mío”. 

    La pasarela es como contar una historia, expresar lo que quieres sin palabras y que te entiendan

    Gema se siente afortunada de haber podido hacer el curso en patronaje, del que no solo ha sacado especialización y conocimiento, sino buenas amistades y una experiencia de la que está disfrutando los frutos. Y ahora es ella la que imparte desde octubre clases de costura desde su taller en San Roque. Además desde allí da rienda suelta a su imaginario creativo, investiga, corta, cose, toma medidas, etc. Y crea modelos que nacen de dentro, “siempre intento inspirarme en cosas muy mías, que tengan relación directa conmigo”, expresaba. 

    Su sello ya ha protagonizado numerosas ferias y celebraciones para clientas que han pasado por su taller, dejando en sus manos esos momentos únicos. Pero cuando se trata de preparar una colección, lo primero que hace Gema es dar forma al que ella llama “panel inspiracional”, donde plasma todo lo que le gusta, los colores, ideas, anotaciones del proceso de investigación… El siguiente paso consiste en buscar los tejidos, las texturas y los volúmenes. Después pasa al patronaje, al que ella suele dedicar más tiempo para evitar problemas posteriores en mangas o escotes. Y lo último es el corte y la confección, con la que termina de dar vida e esa idea original que a veces, como admite, “vas evolucionándola”. 

    A pesar de que 2020 le ha traído grandes expectativas y 2021 lo ha empezado aún mejor, Gema ha sabido adaptarse a los tiempos y lo que ha preparado y presenta esta temporada es una colección ecuestre llamada `Mi hábitat´. Está inspirada en el Pinar del Rey, “porque me he criado allí, es nuestro campo, el de la familia y me apasiona”, nos decía. Una colección pensada tanto para las que montan como para las que no, basada en la sencillez y en los tonos verde, arena y azul. Sobre aquello que desea plasmar expresaba su predilección por las noches del Pinar, “las he vivido mucho, hemos hecho muchas rutas nocturnas… Son recuerdos que tengo y me gustaría expresarlos”. 

    El futuro se adivina prometedor para Gema Valero, que tiene claro que “ganar el premio no es el tope, sino el empujón que me hacía falta en este tiempo tan malo que hemos tenido, para seguir trabajando, formándome y no quedarme donde estoy”. Y cuando las ferias y las romerías vuelvan a las programaciones de festejos, los trajes de esta sanroqueña llenarán las calles de volantes, flores, lunares y color.