Nuevos retos en la búsqueda de la salud física y mental

    El equilibrio es esencial en los distintos aspectos de la vida para gozar de buena salud en su sentido más amplio. Un trabajo constante desde la educación que ayuda a normalizar los cambios

    Por Reyes Seijas · Fotos SGplus

    La mejor manera de sentir que estamos en equilibrio con nosotros mismos y con el exterior es empezar por cuidar la salud de nuestro cuerpo y nuestra mente. Especialmente, cuando la época que nos ha tocado vivir nos mantiene en constante alerta, acompañada del habitual acontecer de la vida, nunca exenta de cargas y preocupaciones.

    Según los expertos, la mejor opción es cuidarse en el aspecto más global de la palabra y SGplus ha querido contar con algunas de las profesionales que mejor nos pueden ayudar a iniciar ese camino hacia la armonía. Compartimos por tanto nuestro habitual Encuentros en D´Alicia con Sandra Rodríguez (Social Fitness), Paula Díaz (Waterlust Coaching) y Rebeca de la Cuadra (Nutricionista). Se debatió sobre el significado que conlleva gozar de buena salud, los cambios de paradigmas y tendencias generacionales, ahora especialmente a raíz de la pandemia, para acabar dilucidando sus mejores consejos desde la base de su práctica profesional. 

    Uno de los aspectos que apuntaba Paula es la resistencia al cambio que a priori posee el ser humano, ese salir de lo que conocemos, de nuestra llamada “zona de confort”. Pero ante la evolución temporal y los cambios que ello conlleva, ahora unido a las alteraciones que ha provocado en todos los sentidos y sectores la pandemia, no nos queda otra opción que adaptarnos. “Desde hace unos veinte años se practica mucho más deporte. Vas al gimnasio y encuentras gente de todas las edades”, apuntaba Sandra. Una observación que Paula explicaba desde la perspectiva de cómo ha cambiado el modelo de trabajo, en la actualidad más enfocado al ordenador y por tanto, conduciéndonos a llevar una vida más sedentaria. “Por eso tu cuerpo necesita más actividad”, decía. 

    Por otra parte, el ser humano tiene esa tendencia a querer ver resultados inmediatos. Craso error si lo que pretendemos es alcanzar y mantener ese estado de equilibrio físico y mental. “Con las dietas pasa. Hay gente que viene con muchas ganas y les tienes que frenar y decirles que se lo tomen con tranquilidad. Los primeros quince días son los peores, pero la pérdida de peso consiste en ir subiendo escalones uno detrás de otro y nunca de golpe”, apuntaba Rebeca. 

    Y los cambios siguen, especialmente a raíz de la pandemia, y estas tres mujeres manejan en la práctica habitual de sus profesiones las nuevas tendencias y necesidades.  En el caso de Paula, contaba que lo que más se está trabajando ahora en los equipos ejecutivos es la motivación, el estado mental y la comunicación entre los equipos. “Se están dando cuenta de que es muy necesario ese trabajo de comunicación y de liderazgo, porque se trata de cuidar la salud mental”. Y añadía, “las empresas se están interesando más por el bienestar de sus empleados, porque estén bien, se sientan a gusto, sepan trabajar en equipo, que no tengan problemas en hablar y expresar lo que necesitan”. Esto explica que está cambiando el modelo de liderazgo empresarial porque, como decía, “entrenar a equipos para llevar a personas es algo que hasta ahora nunca se había tenido en cuenta”. 

    En el aspecto nutricional, Rebeca contaba que con la pandemia han existido los dos extremos. “Ha habido gente que se ha cuidado muchísimo, que se ha mantenido e incluso perdido peso. Y otros que cocinaron más que nunca y cogieron peso”. Mientras que en el aspecto deportivo, Sandra exponía el aspecto positivo del uso de las nuevas tecnologías con la proliferación de canales de Youtube y el comprobar cómo se ha aprendido a sacar partido a las casas para continuar con el ejercicio físico. 

    En cualquiera de los casos, para mantener ese ansiado equilibrio y trabajar desde la prevención posibles problemas o patologías futuras, las tres expertas están de acuerdo en que lo idóneo es una buena educación física y nutricional, así como una óptima inteligencia emocional, para entender qué te pasó, para qué y cómo gestionarlo. Algo para lo que aún no estamos lo suficientemente preparados, coincidían. 

    Esta charla dedicada a la salud terminaba con el consejo de cada una de nuestras invitadas. En cuanto al deporte, Sandra incidía en tener presentes que los resultados no pueden ser inmediatos. “La constancia juega un papel muy importante. Se trata de educar al cuerpo para que se sienta bien haciendo ejercicio”, explicaba. Y lo que es igual de importante, “no todos necesitamos lo mismo”. A veces ir al gimnasio va más allá de la pérdida de peso o la tonificación, porque hay quien va también a socializar. “Es esencial contar con un guía y una orientación personalizada, además de ser conscientes de cuáles son tus debilidades físicas reales y adaptar las rutinas de entrenamiento”. 

    Rebeca por su parte, concluyó hablando sobre la importancia de llevar una alimentación saludable pero permitiéndonos ciertas licencias, sin exigirse demasiado. “La mente y el intestino están muy conectados, es nuestro segundo cerebro”, apuntaba la nutricionista a la hora de contextualizar muchas de las patologías que ve en su consulta cada día. 

    Por su parte Paula exponía para concluir que el consejo que le da a quien acude a ella es formarse en inteligencia emocional y trabajar para cambiar lo que está por venir, el dónde estás ahora, hacia dónde quieres ir y cómo. “Soy una firme defensora de que todo se puede aprender y al igual que entrenas el cuerpo, puedes entrenar la mente. Al cabo del tiempo vas a ver grandes cambios”. 

    Sandra Rodríguez (Social Fitness)
    Rebeca de la Cuadra (Nutricionista)
    Paula Díaz (Waterlustcoaching)