S.O.S. en el zoo de Castellar: cómo alimentar a 1.200 animales sin ingresos

    El Covid-19 también ha puesto en jaque al Centro de Rescate Animal de Castellar, que desde el 13 de marzo no tiene ingresos para alimentar a las más de 60 especies que atesora

    Por SORAYA FERNÁNDEZ

    Más de 1.200 animales pertenecientes a más de 60 especies diferentes cuya nutrición diaria se ha convertido en toda una proeza para sus cuidadores. Se trata del zoo de Castellar de la Frontera, donde  alimentar a tantos ejemplares sin ingresos de ningún tipo se ha convertido en una misión imposible que están sacando adelante con mucho esfuerzo y sacrificio sus responsables y trabajadores.

    El Centro de Rescate Animal de Castellar cerró sus puertas al público el 13 de marzo por el Covid-19, un día antes de que se declarase el estado de alarma en España. Estas instalaciones, de titularidad privada, se financian fundamentalmente con la venta de entradas, ya que la pequeña aportación que reciben de Aduanas no es suficiente para garantizar la  alimentación, los cuidados, la higiene y el seguimiento que prestan en este centro.

    Sus responsables han lanzado un S.O.S. para recibir donaciones con las que puedan seguir alimentando a estos animales. Y es que sus trabajadores se empeñan en que estén bien nutridos y lo mejor cuidados posibles. “Llevamos desde el 13 de marzo sin nuestra fuente de ingresos, que son los visitantes, y los gastos siguen siendo los mimos”, explica Javier Morales, uno de los responsables de esta reserva animal. 

    Y es que no es nada barato alimentar tantas bocas. Para hacernos una idea, un león puede llegar a comer 15 kilos al día y en este zoo hay 30. Imaginen añadir a esto más de 1.000 animales más. 

    “Los animales están bien por ahora. Son nuestra prioridad y estamos haciendo todo lo que podemos, pero cada vez es más difícil”, apunta Morales, que llama a hacer donativos, tanto de dinero como de alimentos, para garantizar la manutención de estos seres vivos.   

    Esta reserva animal abrió sus puertas en el año 2002 para atender a animales que no pueden ser devueltos a su entorno natural. Todos los ejemplares que tienen bajo su custodia son decomisados por las autoridades, abandonados o cedidos por otros zoos o circos que no pueden hacerse cargo de los mismos. “Empezamos siendo depositarios de animales desamparados que merecían seguir viviendo con los mejores cuidados posibles. Habían intentado traficar con ellos, los tenían de manera ilegal en propiedades privadas y algunos circos y zoos no podían tenerlos”, indica Morales.

    La llegada más reciente fue la de 10 guacamayos que fueron confiscados hace unos meses en la Aduana de Algeciras. Pretendían traficar con ellos. “También nos pidieron ayuda de un parque zoológico de Fuerteventura, el que más caimanes cría. No tenían sitio para tantos y nos pidieron acoger algunos. Ahora tenemos ocho caimanes”, añade Morales. Pero no sólo hay caimanes, también hay cocodrilos y multitud de ejemplares de diversas especies de reptiles. 

    Dos nuevos inquilinos

    Pocos días antes de que se decretase el estado de alarma nacieron en estas instalaciones dos leones, un subidón de alegría y de motivación para los veterinarios, biólogos y cuidadores del zoo. Que nazcan animales en cautividad no es nada fácil, lo que demuestra que en este lugar lo están haciendo muy bien. 

    La reapertura de este centro de rescate animal se adivina lejana debido a la alerta sanitaria por el coronavirus, por lo que la situación es ya muy crítica y toda ayuda será poca para estos animales.

    DONACIONES Y APADRINAMIENTOS

    Quien esté interesado puede realizar donaciones a través de la página web de este centro (https://www.zoodecastellar.es) o bien a través de una transferencia bancaria a la cuenta del Zoo de Castellar ES7300815566340001181523 (BIC: BSABESBBXXX). También se puede ayudar con donaciones de carnes, pescados, frutas y verduras. Todo lo que reciban será destinado al cuidado y manutención de los animales. También se puede apadrinar a alguno de los majestuosos ejemplares que cuidan en estas instalaciones.

    ÚLTIMA HORA:

    Al cierre de esta edición el Zoo de Castellar anunció que vuelve a abrir sus puertas el 22 de mayo tras la autorización establecida en la nueva normativa emitido al efecto por el Gobierno. Las instalaciones estarán abiertas para todas las personas de la provincia de Cádiz, que podrán disfrutar de las mismas al aire libre y sin límites de horas. El horario de visitas es de lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas.