Un paraíso para las aves en el único humedal en cien kilómetros

    SGplus les propone un recorrido por el estuario del río Guadiaro, un paraje natural de gran belleza y que coincide con una de las rutas más importantes de las aves migratorias

    Por Soraya Fernández · FOTOS DORO Jr.

    Ahora, más que nunca, estamos valorando lo que supone salir al exterior y disfrutar de la naturaleza. El senderismo es una actividad perfecta para dejar atrás los casi dos meses de confinamiento total, respirar aire puro y contemplar el entorno natural que nos rodea.

    Sotogrande puede presumir de un entorno natural privilegiado. SGplus se detiene en esta edición en el estuario del río Guadiaro y les propone una ruta por este maravilloso paraje natural, situado al este del Parque Natural del Estrecho y de la Bahía de Algeciras. Se trata del único humedal existente en un radio de cien kilómetros de litoral mediterráneo.

    Este paraje natural, de extensión reducida, está constituido por el estuario del río Guadiaro y una isla central formada con los sedimentos arrastrados por el río. Este pequeño humedal es actualmente la única zona húmeda que posee el litoral oriental gaditano, pero alberga una rica variedad de aves, pudiendo observarse con frecuencia el águila pescadora, espátulas y flamencos, pero también otras muchas especies.

    Su emplazamiento, que coincide con una de las rutas más importantes de aves migratorias, hace que sea un lugar de tránsito bastante concurrido en los meses de verano, ya que aquí se han contabilizado hasta 140 especies distintas. Por todo ello, este enclave ha sido declarado Zona de Especial Interés para las Aves. Es un oasis para multitud de especies en sus rutas migratorias.

    La vegetación que encontraremos es la propia de estas zonas húmedas, aunque con dominio de carrizos, no obstante en las zonas no inundables algunos acebuches se intercalan con tojos y zarzas. 

    En cuanto a la fauna piscícola hay que resaltar la existencia de la lamprea marina.

    Es una ruta semi-circular cuya duración ronda los 15 minutos. Tiene además una dificultad baja. El sendero se sitúa entre Sotogrande y el Puerto de Sotogrande. Se puede tomar la salida 130 de la autovía A-7. En la calle de Jaime El Conquistador, justo antes de atravesar el puente hacia el puerto, se encuentra a la derecha una pasarela de madera que marca el comienzo de la ruta. 

    El silencio nos permite contemplar así la fauna en todo su esplendor pero debemos respetar su hábitat. Es recomendable el uso de prismáticos, cámara fotográfica, guía de campo y agua potable.

    También se recomienda llevar ropa de colores poco llamativos para no alertar a las aves. Y durante la primavera y el verano, es  aconsejable ir provistos de repelente para mosquitos.

    Es un paseo de una gran belleza y perfecto para olvidarnos de pandemias y de problemas, para recargar pilas y contemplar, eso sí, con respeto y desde la distancia, a las numerosas aves que frecuentan este valioso paraje natural.