Ben Buyl: “Sotogrande es un paraíso para toda mi familia”

Recientemente nombrado como el mejor agente inmobiliario de España, el propietario de Open Frontiers cumple en 2022 veinte años en Sotogrande, donde también se han asentado sus hijos tras independizarse

Tomar un un café con Benjamin Buyl (o Ben, como le dicen sus allegados) es compartir un agradable rato de charla con alguien que irradia tranquilidad, sea cual sea el tema que se aborde en la conversación. Su uso fluido aunque poco académico de nuestro idioma denota un español aprendido a base de práctica diaria en el contacto directo con la gente, en su oficina, al teléfono, o en la calle mostrando a sus clientes las bondades de Sotogrande, un enclave único que ha conquistado para siempre el corazón de este ciudadano belga y su familia.

Casado desde hace 34 años y con dos hijos, Ben y su mujer decidieron hace ya más de dos décadas dejar su Bélgica natal para venir a vivir a España, habiendo cumplido en este año su vigésimo aniversario como vecinos de Sotogrande.

“Nos mudamos a España en 1998. Dos años antes ya estábamos dedicados a la inmobiliaria en Bélgica y teníamos muchos clientes que buscaban residencia en Francia y España, tantos que al final dijimos que, si seguíamos así, debíamos probar a trasladar nuestro negocio aquí”, nos explica Ben. “Nuestra primera oficina fue un local de unos 200 metros en La Duquesa, hasta que en el 2000 nos compramos nuestra casa en Sotogrande y en 2002 ya nos asentamos definitivamente aquí”.

En Sotogrande también viven sus dos hijos, después de haberse formado académicamente en diferentes partes del mundo. “Los dos ya se han independizado pero siguen viviendo aquí, a Bélgica sólo viajan dos o tres veces al año”.

De hecho, esa pasión por su actual destino es compartida por toda su familia. “España, y es un paraíso. El estilo de vida, el clima, y la seguridad que encontramos aquí es única. Bélgica sigue siendo muy bonita para visitar, pero tras estos años no querríamos cambiar de país ni movernos de Sotogrande”, confirma el agente inmobiliario.

Precisamente por su trabajo desde Open Frontiers, en estos veinte años Ben ha sido testigo directo de la evolución del sector y del crecimiento de Sotogrande. “Del 2001 al 2006 fueron años muy buenos, de mucha venta y llegué a tener trece empleados. En ese momento muchos decían que tenía que seguir creciendo y tuve ofertas para expandirme a otras zonas, pero vi el riesgo y en 2007 bajé a cuatro empleados. Aún así la crisis que llegó en 2009 fue tan fuerte en todo el mundo que no me la esperaba. Pasamos de vender más de cien viviendas al año a no vender ninguna. Desde entonces los precios fueron bajando hasta que en 2011 el mercado empezó a recuperarse. Ya en este 2022 hemos hecho el mejor año desde 2006”, detalla quien este año ha sido premiado como el mejor agente inmobiliario de España según los European Property Awards.

Este importante galardón encierra también una bella historia familiar, ya que fue su hija quien presentó su candidatura sin que él lo supiera. “Me ha hecho mucha ilusión porque es un premio muy importante y otorgado por expertos mundiales de nuestro sector, es como los Óscars o los Grammys para un artista”, bromea Ben. “Al final es un reconocimiento a que hacemos bien nuestro trabajo. En Open Frontiers quizá no somos los mejores en marketing, pero nuestros clientes valoran mucho el servicio que les ofrecemos. Intentamos que todos queden satisfechos, y por eso mantenemos un nivel de nuevos clientes del 80%”.

Volviendo al presente, Ben nos habla con mucha ilusión del nuevo proyecto en el que participa directamente, los próximos catorce apartamentos de lujo a la entrada al Paseo de la Marina de Sotogrande, junto a otros proyectos que están en desarrollo “Es un gran momento para empezar de nuevo”, afirma con ánimo.

Por último, en cuanto a su futuro personal, no tiene prisa porque alguno de sus hijos siga sus pasos. “Mi hija ya ha colaborado en ocasiones conmigo, pero quiero que sean felices haciendo lo que quieran, incluso si no tiene nada que ver con la inmobiliaria. Además, aún quiero seguir trabajando unos años más”, responde Ben con una sonrisa. Lo que sí tiene claro, es que no se moverá de Sotogrande. “En mi vida he tenido la oportunidad de ver muchos sitios del mundo, pero Sotogrande es único. Queremos vivir aquí por siempre”.

Nos despedimos de Ben no sin antes prometernos que la siguiente charla, ya sin entrevista de por medio, será con una copa de buen vino, otra de las pasiones de este ilustre vecino de Sotogrande.

 

Benjamin Buyl en diez preguntas:

 

Un color

El azul

 

Un animal

El perro

 

Un libro

Cualquiera de Dan Brown

 

Una canción

Alguna de David Bowie

 

Una película

La gran juerga (La grande vadrouille) de Louis de Funès

 

 Un hobby

Esquiar

 

Un sitio para perderse

Novo Sancti Petri

 

Algo que nunca faltan tu maleta

El pasaporte

 

¿Qué cualidades aprecias más y que es aquello que no soportas en una persona?

Me gusta el buen humor y la educación en una persona. No soporto la agresividad y el extremismo

 

¿Cómo te describirías en tres adjetivos?

Competitivo, leal a mi familia y disfruto mucho de comer y beber

Logo SGPlus de Sotogrande