Luis Solano, restaurante Midas

     “El futuro de Midas será mi propio personal”

    El conocido empresario de la restauración en Sotogrande charla con SGplus de sus actuales inquietudes personales, sus proyectos en marcha y la orientación que desea en un futuro no muy lejano

    Por Reyes Seijas

    Si hay alguien que conoce el sector de la restauración en sus diferentes vertientes y franjas horarias ese es Luis Solano. Emprendedor nato que, junto con su hermano José María, ha fomentado y desarrollado con múltiples puntos y formas de negocio la actividad del sector en Sotogrande.

    La andadura en la hostelería de quien en esta edición nos acompaña en nuestro habitual café comenzó hace 33 años cuando, tras dejar atrás su promotora de conciertos en Barcelona, decidió volverse al sur y embarcarse con su hermano en la puesta en marcha del mítico restaurante Midas Sotogrande en marzo de 1988. Desde entonces la vida empresarial de Luis Solano fue echando raíces en Sotogrande y a día de hoy puede afirmar que ese periplo continúa “dando sus frutos y alegrías” a residentes y turistas que eligen la urbanización para sus vacaciones en familia.

    En la década de los 80, el concepto de Midas con restaurante, bar de copas y música fue pionero en la zona en la pericia de combinar servicios. A partir de cierta hora se dejaban de servir comidas para pasar a las copas y el baile. A ello siguieron numerosas incursiones y apuestas dentro y fuera de la zona: un chiringuito en Torreguadiaro que después pasaron a la playa de Sotogrande, otro Midas en Sierra Nevada, la dirección del restaurante y la disco del Club de Playa `El Cucurucho´, la terraza de verano `La Khama´, la discoteca `La Iguana´ y su restaurante italiano `La Palmera´, la heladería artesana `Pototos´, el club de playa `El Octógono´, otro Midas en Sevilla, el restaurante Zaldía, Midasound en Pueblo Nuevo o Scapa Polo Lounge, que más tarde se convirtió en Grey Goose Polo Lounge.

    Años de experiencia y avatares responsables de haber ido forjando una carrera empresarial, que hoy fantasea con disfrutar de una veteranía enfocada a otros fines y dejar el testigo en manos de aquellos que conocen el negocio desde dentro y desde hace muchos años, su propio equipo. “Personalmente estoy acabando mi trabajo empresarial. Mi idea es retirarme en tres o cuatro años”, explicaba. Pero él mejor que nadie sabe la necesidad que tienen los negocios de actualizarse, de ahí que ya esté programado que a partir de noviembre se inicie una reforma integral en Midas.

    Pero antes y como nueva muestra de ese inquieto e inagotable carácter emprendedor, tiene preparada otra sorpresa para este verano. Se llama The Traveler Art (thetravelerart.com), la nueva versión empresarial de la familia Solano, que ahora centra su objetivo en la venta online de arte contemporáneo, para vender obra gráfica de pintores de todo el mundo a quien desee hacerse con una creación artística sin límite de fronteras. La presentación oficial será el 9 de julio en Midas, con una exposición que estará en el restaurante del puerto hasta finales de agosto. “Como dice el nombre, la idea es que puedas tener recuerdos de cualquier destino del mundo”, contaba.

    Luis Solano conoce las características de Sotogrande y las necesidades de un entorno que a lo largo de los años ha sabido mantener su singularidad y prestigio. Pero que al mismo tiempo se ha abierto e integrado en el resto del Campo de Gibraltar, haciendo partícipes a los habitantes de la comarca y a los gibraltareños. “Se ha integrado en la sociedad campogibraltareña, lo cual es importante porque nos da un valor a nosotros, como negocio nos ayuda mucho y para la comarca es importante tener una zona de ocio y esparcimiento de este nivel,”, decía al respecto.

    Después de un año duro para toda la restauración y los cambios instaurados, como la tendencia hacia el delivery, Luis siente que ya ha sentado las bases y habla desde la experiencia. Dispone de la capacidad suficiente para decir con conocimiento de causa las complicaciones de regentar “negocios de copas”, pero siente que merece la pena y se queda, entre otras cosas, con el hecho de haber dado trabajo a más de mil personas. Y afirmaba, “el futuro de Midas será mi propio personal, que ha sido y es tan importante, que son los que se deben quedar el negocio”.

    Las circunstancias especiales del verano pasado hicieron que Midas registrara el mejor mes de julio de toda su historia. Las previsiones para la temporada alta de 2021, según Luis Solano, se plantean algo más confusas, aunque no por ello menos prometedoras. Pero de lo que no hay duda es que Midas seguirá siendo ese mítico punto de encuentro, donde la calidad del producto y del servicio sigue estando a la altura de lo que supone estar en primera línea de Puerto Sotogrande.