Raquel Ruiz, Directora General de Supermercados Ruiz Galán

    “Siempre hay un Ruiz Galán a mano. Damos muy buen servicio en general y en frescos en particular”


    “Siempre hay un Ruiz Galán a mano. Damos muy buen servicio en general y en frescos en particular”

    Supermercados Ruiz Galán sigue apostando por San Roque y el Valle del Guadiaro, donde tiene cinco establecimientos, uno de los cuales está situado en Pueblo Nuevo. 

    SGplus se ha tomado un café con su directora general, Raquel Ruiz, que nos explica que las señas de identidad de esta cadena son la cercanía y la confianza con los clientes: “Eso es algo fundamental para nosotros. Como tenemos muchos supermercados -en San Roque tenemos cinco desde la Estación de San Roque hasta Pueblo Nuevo-, siempre hay un Ruiz Galán a mano. Estamos dando muy buen servicio en general y en frescos en particular. No muchos pueden presumir de  vender las terneras criadas en el Campo de Gibraltar en sus mostradores”.

    La crisis sanitaria del Covid-19 ha hecho que la cadena se esmere por ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Raquel Ruiz nos cuenta que sus establecimientos disponen de un servicio para los mayores, a los que preparan la compra para que la recojan y no tengan que hacerla. Además, en Pueblo Nuevo,  La Línea y Algeciras han implementado un servicio de click and collet. 

    Los orígenes de Supermercados Ruiz Galán se remontan a la década de los ochenta, primero en La Línea y luego en el resto del Campo de Gibraltar llegando hasta Pueblo Nuevo de Guadiaro, donde tuvo durante años dos establecimientos, uno frente al otro, uno de los cuales ha mantenido para seguir atendiendo a sus clientes.

    Dicha expansión está cifrada en la actualidad en 27 puntos de venta en el Campo de Gibraltar y la Serranía de Ronda con una plantilla integrada por 340 personas, todo un logro en un sector tremendamente competitivo en el que esta empresa ha sabido hacerse un hueco a base de esfuerzo y reinvención.

    La empresa está plenamente consolidada en la zona tras superar la crisis económica de 2008 y la feroz competencia de grandes y conocidas cadenas de supermercados. ¿Cómo lo han hecho?. “En el año 2000 le dimos un giro a nuestro modelo de negocio. Cuando empezamos a sufrir las aperturas de grandes competidores al lado de nuestros establecimientos vimos que con una marca propia no podíamos competir porque no podíamos ofrecer metros de salas de venta, ni aparcamiento, ni gran variedad de productos, por lo que nos especializamos en los productos frescos, que es donde vimos que podíamos hacer un mejor trabajo y sobre todo, por la proximidad y la gran producción agrícola y ganadera del Campo de Gibraltar”, nos cuenta Raquel Ruiz.

    El factor humano

    El equipo humano tiene mucho que ver en esta andadura: “Nuestra plantilla tiene una media de edad de 40 años. Los jóvenes aportan mucho empuje y ganas de aprender pero conjugamos una plantilla joven con una más veterana. Para nosotros nuestros empleados son fundamentales. El 78% de nuestra plantilla es indefinida y una parte importante lleva más de diez años en la empresa. Somos una gran familia. También quiero agradecer a nuestros clientes la confianza que siguen depositando en nosotros”.

    Y ahora, el Covid-19: “Lo estamos afrontando con mucho trabajo y un gran esfuerzo. Hemos reforzado plantilla pero la tensión del día a día es enorme y queremos seguir dando el mejor servicio”. De hecho, la empresa ha anunciado un incentivo para todos sus trabajadores por el sobreesfuerzo que están realizando.

    Esta cadena trabaja con muchas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y personas anónimas que les hacen pedidos para entregarlos a quienes menos tienen y son conocidas sus donaciones.