Muebles Gavira propone la viveza y versatilidad del estilo boho para este verano

    Esta temporada rompemos las reglas y corsés decorativos para crear espacios hechos a la medida de nuestros gustos y necesidades. El equipo especialista de Muebles Gavira nos da las claves

    Por Reyes Seijas

    El hogar es el refugio del hombre. Ese espacio personal que equivale al descanso, al viaje individual que a diario hacemos para sentirnos cómodos, relajados y desconectados.

    La frase “sentirse como en casa” traspasa décadas, generaciones y fronteras porque al final, todos queremos eso: abrir las puertas de nuestro hogar y sentir que se para el tiempo para obsequiarnos con la quietud y la atmósfera que nos hace sentir felices y en equilibrio.

    En esta tarea de componer las bases de tu entorno particular lo fácil es saber qué necesitas pero no tanto qué estilo encaja con tus gustos y tu personalidad y, sobre todo, cómo combinarlo todo. Lo que sí está claro es la importancia de dejarnos asesorar por profesionales, capaces de ayudarte de manera integral en este cometido, descubriendo tus preferencias y necesidades, para encontrar esa composición perfecta que haga que tu hogar sea el entorno más valioso de tu vida.

    De la amplia gama a elegir, para este verano nos detenemos en uno de los estilos decorativos que transmiten mayor alegría, vitalidad y resulta más divertido: el boho chic. Y lo hacemos de la mano de uno de los principales especialistas en el sector, Muebles Gavira. Son 65 años de experiencia los que avalan a esta empresa de Casares costa, a medio camino entre Sotogrande y Estepona, donde un experimentado y cualificado equipo estudia la demanda individual de cada cliente para aconsejarlo del modo más adecuado y de este modo hacer que su experiencia de compra concluya de forma satisfactoria.

    Siempre bajo la premisa indispensable de mantener la calidad, Muebles Gavira nos propone aventurarnos en una de las tendencias que mayor libertad decorativa permite, dando licencia a las mezclas. El resultado termina exponiendo un atrayente mix en el que conviven en perfecta armonía lo hippy, lo étnico y lo oriental, creando espacios únicos y muy personales. Se trata de tomar como base el estilo bohemio y saberlo equilibrar mediante elementos elegantes y sofisticados, que ayudan a suavizar los excesos propios de ese estilo.

    Su consejo: utilizar una base neutra en la pared para que esa mezcla no resulte caótica y dejando que la decoración en sí aporte vida y energía a la estancia. A partir de ahí podremos utilizar cojines de diferentes tamaños, colores y tejidos (macramé, algodón, linos, sedas, brocados, terciopelos devastados). Textiles de distintas procedencias y estampados de diferentes culturas, que podremos combinar en cualquiera de nuestros rincones.

    En cuanto al mobiliario, los recuperados o vintage pintados artesanalmente, preferiblemente de procedencia asiática y aún mejor si están gastados o envejecidos. No pueden faltar ciertos elementos, como las tallas de madera, hamacas, sillones colgantes, tapices… A los que se pueden añadir muchos otros, como cristales de colores, cerámicas, atrapasueños, pufs, farolillos, lámparas, alfombras marroquíes y turcas, que serán idóneas para crear ese ambiente boho que se busca. Pero ojo, no olvidemos que los elementos naturales son la clave en este estilo: maderas, cuero, fibras vegetales, plantas…

    Para facilitar la búsqueda de elementos y dar con el mobiliario perfecto, el equipo de Muebles Gavira visita ferias nacionales e internacionales de muebles y decoración y están siempre dispuestos a viajar para encontrar esos pequeños tesoros, que después los clientes podrán encontrar en la gran exposición de 5.000 metros cuadrados de Casares Costa o, tras concluir las obras de reforma, en su otra tienda  Gavira Express de Pueblo Nuevo de Guadiaro.

    Lo confirman las decoradoras de Muebles Gavira: “el estilo bohemio volvió para quedarse”, pero ahora “el deseo de ser diferente se ha convertido en una actitud, una tendencia en alza”. Y lo que propone el boho chic es una mezcla de objetos de diferentes orígenes y estilos, donde cobran especial importancia todo lo artesanal. “Es el estilo de los viajeros empedernidos y de los espíritus libres”.